Reelección en Honduras: entre el cinismo y el rechazo

Publicado el 5 enero,2017 Por: Alfredo Alvarado

Las ansias del actual mandatario hondureño, Juan Orlando Hernández de mantenerse en el poder por segundo periodo presidencial, ha vuelto a crispar los ánimos de un amplio sector de la sociedad del empobrecido país centroamericano.

El Tribunal Supremo Electoral, TSE,  encargado de reglamentar los procesos electorales, ha autorizado la inscripción del presidente en turno Hernández Alvarado, y de esa manera, dos de los tres magistrados del TSE se suman a las  figuras públicas que violan la constitución de la República.

El magistrado Erick Mauricio Rodríguez, presidente del TSE, ha votado en contra de las pretensiones reeleccionistas de Juan Hernández, y ha sido enfático en cuanto a su negativa. “La Constitución de Honduras prohíbe y penaliza la intención de reelegirse. El artículo 374 de la constitución  no puede reformarse, los artículos constitucionales que se refieren a la prohibición de la reelección  solamente pueden modificarse o disolverse a través de un plebiscito o una asamblea nacional constituyente.”

El 22 de abril de 2015, la Corte Suprema de Justicia  dio luz verde a la reelección, luego de una solicitud planteada por el ex presidente Rafael Leonardo Callejas, del partido nacional, el mismo del actual gobernante, sin embargo el magistrado presidente del TSE,  Erick Mauricio Rodríguez Gavarrete explica que el artículo 373 de la Constitución de la República de Honduras establece que la CSJ no tiene facultades ni atribuciones para reformar, derogar, ni declarar la inaplicabilidad de ningún artículo constitucional originario, ni siquiera de los reformables, mucho menos de los artículos conocidos como pétreos, por lo tanto aquella sentencia del 2015 es ilegítima, reafirma.

Las Fuerzas Armadas están llamadas a vigilar el orden constitucional y velar por la alternabilidad en el poder para las próximas elecciones que se llevarán a cabo a finales del 2017, sin embargo mantienen un silencio cómplice. “Si la institución castrense no cumple con el mandato que le da la constitución, entonces debería ser disuelta”, ha dicho Salvador Nasralla, presidente del Partido Anti Corrupción, uno de los organismos políticos en oposición y que rechazan con vehemencia la pretensión del actual mandatario de volver a elegirse.

Los tres partidos en oposición con mayor peso político; Libertad y Refundación –LIBRE- , Partido Anti Corrupción -PAC- y el Partido Innovación y Unidad Social Demócrata –PINU-SD, han presentado un amparo ante la CSJ para impugnar el fallo que permitió la inscripción del actual presidente de Honduras como candidato.

“El TSE ha roto el orden constitucional y agotaremos las instancias legales nacionales y luego pasaremos a las internacionales, pues el amparo será rechazado, los magistrados son nacionalistas” manifiesta Manuel Zelaya Rosales, cuya esposa, Xiomara Castro de Zelaya compitió en las elecciones generales en noviembre del 2014 y que ganó Juan Orlando Hernández Alvarado, bajo fuertes acusaciones de fraude.

Los líderes de los mismos tres partidos en oposición, LIBRE, PAC Y PINU-SD están considerando una posible alianza para derrotar en las elecciones de noviembre de 2017 al actual presidente. Mientras tanto, el presidente del PINU-SD ha sentenciado; “a todos los que promueven la reelección les llegará su castigo aunque sea en el transcurso de los años”.

De momento, el repudio a la ambición reeleccionista del actual presidente hondureño inunda las redes sociales, y diferentes plataformas organizacionales convocan desde ya a una masiva manifestación en contra de la reelección para el 7 de enero de 2017.


Ilustración Tratado medico-quirúrgico para pacientes bajo gobiernos perpetuos, apartado 3, pág 128. 2067 por Ricardo Zokos 

Creative Commons  Licensed CC BY NC ND 2.0

Publicado el 5 enero,2017 Por: Alfredo Alvarado

DEJA TU COMENTARIO:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más Reciente

Nuestros Columnistas