¿Quién pagará las cuentas?

Publicado el 17 diciembre,2015 Por: admin

Por Alfredo Alvarado

“De algo tenemos que morir”, dijo la artista. No era una escena de un guión memorizado.  Se trataba de un diálogo real entre la actriz hondureña Sandra Ochoa y su hija, al enterarse ambas, que la madre padecía  cáncer.

Hace dos años, la actriz asumió con firmeza el diagnóstico entregado en el Instituto Hondureño de Seguridad Social, centro médico arrasado por el saqueo sufrido a manos de políticos y empresarios, hospital donde Ochoa no recibió  un tratamiento adecuado, según ha denunciado un amigo suyo.

La paciente migró a Estados Unidos en busca de una mejor medicación, pero sucumbió en el intento y falleció en Boston, Massachusetts.

La actriz, quien lograra notoriedad por su protagónico en la película hondureña ¿“Quién Paga La Cuenta?,  murió por no haber recibido las medicaciones necesarias, denuncia César Navas, amigo de la artista. “Lamentablemente a ella nunca se le trató, no se le permitió tener un tratamiento digno, de hecho Honduras es uno de los  peores países para envejecer en el mundo”, lamenta.

“En una de las últimas pláticas que tuve con ella antes de que se fuera para los Estados Unidos me contó que estuvo cotizando con el Seguro Social por más de 14 años, pero se tuvo que ir del país porque aquí ya no había cómo tratarla”, recuerda.

Las víctimas colaterales del denunciado desfalco hecho al IHSS son miles, asegura Víctor Fernández, ex fiscal del Ministerio Público y miembro del Movimiento Amplio por la Dignidad y la Justicia (MADJ).

“No contamos con datos precisos en referencia al caso de la actriz”, dice, pero sabemos que han muerto más de 2 mil 880 personas, según los datos que manejan los médicos y las investigaciones hechas por nosotros mismos y “no es posible que estas muertes queden impunes”, indica.

IHSS Niega la denuncia

IHSS

El caso de la actriz Sandra Ochoa fue tratado con toda la atención profesional que requiere un caso tan delicado como fue el de ella, comenta Katia Danilow, periodista y encargada de relaciones públicas del IHSS en la zona norte del país.

Su diagnóstico establecía un  cáncer de pulmón de histología adenocarcinoma en estado clínico cuatro por metástasis a hígado. Fue tratada desde el 20 de diciembre de 2013 hasta el 14 de agosto de 2015  en el Hospital Regional del Norte. A  la actriz se le aplicaron 56 sesiones de quimioterapia biológica, según la institución.

 “Siempre la recordaré así, activa y soñadora, admiradora de las monarquías europeas, entusiasta y segura de sí misma”, dice Suyapa Tábora, una amiga que dirigió varias actividades deportivas y recreativas con la finalidad de recaudar fondos para aportar a la lucha de la actriz.

Recuerdo que ella nos dijo que sí estuvo recibiendo tratamiento, pero que era insuficiente, dice. “No quería morir, ella esperaba un milagro”.

La denuncia, difundida por la mayoría de medios de comunicación nacional, ha sido reproducida con virulencia en las redes sociales, algo que ha incomodado a cierto sector del gobierno, al grado de haber recibido varias amenazas, dice el denunciante, César Navas.

“Las amenazas vinieron desde distintos puntos y nos presentamos a la Policía para hacer la denuncia a la estación número 4 de Tegucigalpa, y lo que me dijeron es: nosotros no podemos hacer nada, si usted no sabe quién lo está amenazando peor para que nosotros sepamos”.

“El Ministerio Público tiene la responsabilidad de investigar como principal línea, todas las muertes de pacientes del Instituto Hondureño del Seguro Social ocurridas desde que fue descubierto el despilfarro en la institución, pues son crímenes de lesa humanidad” afirma Víctor Fernández, del Movimiento Amplio Por la Dignidad y la Justicia.

Publicado el 17 diciembre,2015 Por: admin

DEJA TU COMENTARIO:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más Reciente

Nuestros Columnistas