El principio del fin para la Reina del Sur

Publicado el 12 enero,2016 Por: Mauricio Suarez

Por Mauricio Suárez

La decisión de los actores  Kate del Castillo Negrete y Sean Penn de reunirse con el narcotraficante más buscado del mundo es un asunto meramente personal impulsado por una serie de  motivaciones propias.

Así como los reporteros se mimetizan con su fuente (el que cubre policía se cree policía y el que cubre legislativo llega a sentirse diputado) existe un fenómeno similar con algunos actores que interpretan el rol de mafiosos.

Si el actor es inteligente —y lo suficientemente bueno— , entenderá que está interpretando un papel que podría marcar un hito en su carrera profesional (le sucedió a Marlon Brando con El Padrino o Al Paccino en Scarface); pero, si el histrión está ávido de suplir el talento con  el escándalo, harán de esta experiencia la extensión de sus fantasías más febriles y chabacanas: vestirá a la moda sin mirar la etiqueta del precio, volará en helicóptero todo el día, dará órdenes al chasquear los dedos y participará en balaceras cargadas de estopines y litros de sangre cargada de miel karo y anilina.

No queremos decir que Pean y Del Castillo no tengan talento, pero por lo visto si carecen de cerebro.

Antes de reunirse con el capo, ambos debieron haber considerado la posibilidad de estar cometiendo un delito.

Si bien es cierto Sean Penn  podría justificar su reunión como un encuentro entre un “periodista” y su fuente —lo que pondría en duda los cargos por obstrucción de la justicia— hay que reconocer que el valor periodístico de la entrevista realizada por Penn es prácticamente nulo.

Más allá de platicar que voló en avioneta al interior de la “jungla” mexicana (cuando lo que abunda en Sinaloa es sierra y no selva)  y comió carne asada “término utilizado algunas veces para describir los cadáveres calcinados en lugares como (Ciudad) Juárez tras narco ejecuciones masivas” —como lo relata en su artículo–, el relato del actor concentra una serie de lugares comunes que en realidad medio articulan un texto propagandístico para el hombre que lo llamó “compadre”.

La calidad de su cuestionario, digno de ser retomado para entrevistar a las candidatas a Miss Universo, nos deja ver en realidad sus carencias no sólo como reportero, sino como ser humano.

— ¿Cree usted  qué las actividades terroristas en el Medio Oriente impactarán en un futuro al tráfico de drogas? —preguntó Penn

—No señor, no hacen diferencia—respondió el capo.

Quien probablemente estará en un serio conflicto será la señorita Del Castillo Negrete no sólo por la dedicatoria hecha por el capo en su video…

“Quiero dejar en claro: el contenido de esta entrevista es exclusivo para la señorita Kate del Castillo y el señor Sean Penn”

…sino por una leyenda en texto que declara la reserva de derechos a favor de su compañía.

Captura de pantalla 2016-01-11 a las 7.23.11 p.m.

Imaginamos que es lo que tenía  Kate del Castillo en mente ($$$)  cuando pidió al capo que la declarara como la destinataria exclusiva del video de su entrevista, además de dejar en claro de quien es la propiedad de derechos de la misma.

La cesión de derechos de una entrevista establece una relación contractual entre el entrevistado y el realizador, en donde el primero cede los derechos de explotación de su imagen y renuncia o negocia un porcentaje obtenido por las regalías de dicho producto audiovisual.

Gracias a ese movimiento, toda persona que desee utilizar, lucrar y/o reproducir con fines comerciales no informativos la entrevista realizada al Chapo, tendrá que pagarle a Kate del Castillo Productions regalías, es decir dinero en efectivo.

Como ciudadana norteamericana —tiene la doble nacionalidad—, Kate del Castillo deberá responder a las autoridades, en particular al Departamento del Tesoro, si violó o no lo establecido por la Oficina de Control de Activos en el Extranjero (OFAC), un grupo dependiente de la Oficina de Terrorismo e Inteligencia Financiera.

Esta oficina tiene una lista de Personas Especialmente Designadas con las que el Departamento del Tesoro prohíbe hacer negocios y/p cualquier tipo de transacción monetaria  (por mínima que esta sea) .

Sobra decir que el  Chapo Guzmán y las diversas empresas con las que opera el Cártel de Sinaloa están inscritas en esta lista .

En vista de lo anterior, lo más probable es que Kate del Castillo Productions, y su representante legal, Kate del Castillo tengan que responder alguna de las siguientes preguntas ante las autoridades del Departamento del Tesoro:

¿Quién financió el avión privado con el que los actores viajaron de Los Ángeles a México? ¿Quién y bajo que términos se  financió el viaje a la sierra de Sinaloa? ¿Cuáles son los términos comerciales bajo los cuales se pactó la supuesta película que narraría la historia del narcotraficante?  ¿Recibió  Kate del Castillo Productions algún tipo de financiamiento para realizar esta producción? ¿Bajo que esquema Kate del Castillo Productions reservó los derechos legales de esta entrevista? ¿Este financiamiento fue declarado a las autoridades fiscales de Estados Unidos?

Es poco probable que el Departamento del Tesoro inicie un procedimiento penal que obligue a Kate del Castillo a pisar la cárcel: en teoría debería recibir sólo una sanción económica. Si bien es cierto que en México, Kate siente que puede amedrentar  al gobierno y hacer apología de El Chapo en su cuenta de Twitter, con el gobierno norteamericano, su segunda patria, las cosas no parecen tan sencillas.

Si el Departamento del Tesoro así lo determina, podría inscribir a Kate del Castillo Negrete y a sus empresas en la lista de Objetivos Especialmente Designados con los cuales se tiene prohibido hacer negocios dentro y fuera de Estados Unidos.

No sólo Kate se vería imposibilitada a hacer negocios en Estados Unidos y con ciudadanos y empresas estadunidenses (como las cadenas con las cuales ha firmado contrato para interpretar papeles de narcotraficante que la catapultaron a la fama internacional) sino que también sus cuentas serían congeladas y sus propiedades decomisadas.

Kate podrá sentir ahora si cómo la vida real rebasa su vida de ficción y cómo, lo que parecía una gracejada, se convertirá en ejemplo que da el gobierno de Estados Unidos a una naturalizada que se siente muy inteligente. Si lo que quieren es acabar con La Reina del Pacífico, lo mejor es pegarle en el bolsillo.


Licencia de Creative Commons
El principio del Fin para La Reina del Sur by Mauricio Suárez @LoPolitico.com is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.

Publicado el 12 enero,2016 Por: Mauricio Suarez

DEJA TU COMENTARIO:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más Reciente

Nuestros Columnistas